Muchas personas se resisten a tomar la decisión de acudir al psicólogo: “es de débiles”, “he tenido malas experiencias ya antes con terapia”, “voy a intentarlo yo solo una vez más”, “en realidad, no tengo remedio”, “¡no estoy enfermo!”.

No es fácil manejar el miedo, la ansiedad, los bloqueos. Por eso, a veces, sin darnos cuenta, hacemos lo que menos conviene.

Comillas

Apóyate en la terapia, un proceso transformador, de autoconocimiento, autorregulación y desarrollo personal. Lograrás afrontar tus problemas de forma efectiva y sin ansiedad Recuerda: siempre parece imposible, hasta que se hace.

Comillas

Quizá ha llegado el momento para afrontar lo que deseas con un trabajo profundo, respetuoso, responsable. Tu vida puede tener un antes y un después. Date esa oportunidad que mereces.

¿Por qué nosotros?

No estigmatizamos a las personas y sus síntomas. Es fundamental en tu experiencia de terapia.

 

Importa mucho que logres arreglar lo que deseas: sentirás que eres comprendido y visto.

 

Trabajarás con objetivos concretos.

 

Descubrirás que comprender no es suficiente para salir adelante. Crearás nuevas redes neurales mediante experiencia. Trabajarás más allá de la cognición, con los disparadores que te activan, las sensaciones corporales, emociones, memorias de distinto origen en tu cerebro. Podrás avanzar en la integración de tu identidad y aumentar tu resiliencia.

 

No sentirás juicio sobre ti. No existe, porque se trabaja con tu mundo interno y tu cerebro.

 

Estás con un profesional cualificado para evaluar el funcionamiento de tu sistema nervioso y cerebral. Puedes confiar.

 

Te ayudamos a ver ahí, donde tú te atascas, y no ves la manera de entrar o salir.

 

Intervenimos de forma singular tal y como lo necesitas. No aplicamos las terapias igual en todo el mundo.

 

Fomentamos tu autonomía. No deseamos que dependas de nosotros. No estaríamos haciendo nuestro trabajo…

 

Te guiamos en las maneras nuevas de abordar tu problema. Fomentamos tu calma en el nuevo afrontamiento.

 

No tomamos tu sitio en las decisiones. Se trata de que te sostengas con confianza en tu responsabilidad mientras avanzas.

 

Garantizamos confidencialidad, discreción, seguridad, tranquilidad.


close






¡Suscríbete a nuestras novedades a través de este formulario!

Testimonios

“Desde muy joven he tenido problemas con la comida, antes de los 10 años. Sufrí bullying, y las relaciones con mis padres han sido difíciles. He estado mucho tiempo en hospital de día. Fue duro. Salí. Con el tiempo, recaí. Cuando me independicé, noté que mi vida no iba bien. Recurrí a la terapia EMDR. Mi relación conmigo ha cambiado completamente. Tengo una pareja estable, eso era impensable para mí. He despegado, sin duda ahora vivo plenamente por primera vez”.

Paciente con bulimia

“Estaba empezando una relación, y no quería fastidiarla como tantas otras veces. Sentía que me la jugaba, que iba a fallar de nuevo. No tenía confianza en mí. Para mí ha sido muy interesante este proceso: he descubierto la intimidad, la confianza en mi y en el otro, me he librado del control… Ahora me costaría volver a afrontar las cosas como antes. ¡me hacía daño, y no lo sabía!”.

Paciente con problemas de dependencia

“Nunca estaba conforme con lo que tenía, y estaba siempre muy enfadada o muy triste. No sabía lo que me pasaba, no podía calmarme con nada. Mis relaciones eran muy complicadas con los demás. Aquello ahora me parece lejano, es increíble que haya salido de todo eso”.

Paciente con trastorno de apego reactivo

“Gracias por ayudarme a conducir mi vida de nuevas maneras. ¡Ni pensaba que se podía! Hoy vivo de otra manera”.

Paciente con trastorno de ansiedad generalizada

“Muchas veces en este proceso creí que no salía de esto. No era capaz de ver este momento en el tiempo que llevamos juntas. ¡Ni imaginarme volver a salir de casa y recuperar mi trabajo de antes… y mi vida! Hoy me siento feliz, gracias por acompañarme de la mano”.

Paciente con trastorno obsesivo compulsivo

“Llegué a la consulta por recomendación de un psiquiatra. He recibido en mi vida alrededor de 15 diagnósticos. He estado en dos psiquiátricos. Acudí porque no perdía nada. No voy a decir que ha sido fácil para mí. Creí que era un caso perdido, y hoy me doy cuenta que estoy llena de logros. Siento que lo mejor está por venir, algo grande me espera, y siento esperanza y alegría. Sin duda, sé cuidarme mucho mejor. Para mí era impensable”.

Paciente con trastorno de personalidad no especificado
close

¡Suscríbete a nuestras novedades a través de este formulario!

Have a question?

[contact-form-7 404 "No encontrado"]
Abrir chat
1
¡Hola! 👋 ¿En qué podemos ayudarte?